Skip to main content

Las mejores técnicas de estudio

By febrero 7, 2022marzo 7th, 2022Consejos
técnicas de estudio

Existen diferentes técnicas de estudio que ayudan a que las personas consigan concentrarse y aprovechar el tiempo de aprendizaje al máximo. Por ello, queremos dedicar el artículo de hoy a hablar sobre las diferentes técnicas de estudio que hay y en qué consiste cada una.

¡Empezamos!

¿Qué son las técnicas de estudio?

Las técnicas de estudio están formadas por un conjunto de métodos que se aplican en el momento de estudiar, con el objetivo de aumentar la concentración durante este proceso. Las ventajas que podemos obtener a la hora de aplicar estas técnicas son:

  • Mayor retención de la información con mayor facilidad.
  • Capacidad de definir prioridades de estudio para tener más organización.
  • Administrar el tiempo de forma más eficiente y conseguir mayor motivación.

Las técnicas de estudio se pueden aplicar para cualquier área de aprendizaje, y con una facilidad que permite ahorrar mucho tiempo.

Identificando la forma de aprender

Al haber diferentes técnicas de estudio, es importante que antes de nada se detecte la forma en la que se estudia y se aprenden nuevos conocimientos. Esto consiste en determinar el conjunto de características personales como actividades, medios o sentidos con los que se asimila la información más fácilmente.

Hay personas que pueden aprender mediante apuntes o notas, mediante objetos visuales como las fotos o los vídeos o a través de los sentidos. En la actualidad, podemos determinar tres formas de aprendizaje principales, que son:

  • Visual: la forma de aprender es mediante lo visual, relacionando imágenes con conceptos o ideas. Un buen elemento en este tipo de estudio son los mapas conceptuales.
  • Auditiva: las personas que aprenden mediante la forma auditiva tienen una capacidad de retención más eficiente, ya que recuerdan expresiones orales. Este método es muy bueno a la hora de aprender idiomas o música.
  • Kinestésica: esta forma de estudio se centra en el movimiento y en el tacto, como manipular herramientas o instrumentos, caminar mientras que se recita lo aprendido… es una forma de aprendizaje más lenta pero que ayuda a una mayor retención de la información.

Diferentes tipos de técnicas de estudio

Cada persona puede tener una técnica de estudio diferente, que dependerá de sus preferencias de estudio. En este aspecto podemos hacer una clasificación de cuatro tipos de técnicas de estudio.

  1. El subrayado

Esta técnica consiste en subrayar con colores las ideas más significativas del texto, asignando así cierta importancia con los colores.

  1. El resumen

Consiste en sacar las ideas más importantes o de mayor relevancia del texto, siendo así muy positivo para hacer repasos del contenido y afianzando el conocimiento.

  1. El esquema

Esta técnica ayuda a reunir las ideas y organizarlas de manera lógica. Es muy positivo aplicar esta técnica cuando se conoce y domina el tema, pero se necesitan herramientas de apoyo que ayuden a repasar. Como hemos mencionado anteriormente los mapas conceptuales pueden ayudar a esta estrategia.

  1. Los cuadros sinópticos

El objetivo de esta técnica es exponer un conjunto de ideas interrelacionadas entre sí, de manera que estén organizadas y que sean fáciles de entender.

20 técnicas de estudio que debes conocer

A continuación vamos a hablar de 20 técnicas de estudio muy famosas que seguro que te interesan:

Pomodoro 

Se trata de una de las técnicas de estudio más populares en la actualidad, y consiste en dividir el tiempo de estudio en periodos de 25 minutos con descansos de 5 minutos. Hasta que se cumpla el primer periodo que se hace un descanso de 30 minutos.

Mapa mental 

Consiste en hacer un diagrama para representar ideas, palabras, dibujos o imágenes, de manera que ayuda a repasar y organizar la información.

Resúmenes 

Mediante un escrito breve en el que se sintetiza la información más importante y se hablan de los puntos de mayor relevancia.

Listas 

Ayuda a tener organizados los puntos y los contenidos que hay que repasar según las prioridades del estudiante.

Esquemas 

Esta representación gráfica de los conceptos permite crear relaciones de ideas y conceptos que guardan relación, para entenderlos mejor.

Cuadro comparativo 

Ayudan a crear comparaciones de diferentes elementos de manera gráfica para vincular conceptos y definir tanto las similitudes como diferencias y características.

Hacer ejercicios 

Una de las técnicas de estudio más utilizada, sobre todo en el colegio. Esta técnica es muy buena para hacer frente a desafíos que se pueden presentar en los exámenes, de manera que se pasa de la teoría a la práctica.

Explicar el tema 

La idea de explicar el tema ya sea a uno mismo como a otra persona es una de las mejores formas con las que se puede aprender porque reafirma los conocimientos.

Leer en voz alta 

Parece una tontería, pero es una de las mejores técnicas de estudio. Leer en voz alta también ayuda a reafirmar los conocimientos aprendidos, siendo información captada también por los oídos.

Encontrar exámenes antiguos 

Puede ayudar a encontrar preguntas similares o que ayuden a entender mejor el tema, aunque no quiere decir que el examen vaya a tener las mismas preguntas.

Autoevaluación 

Mediante está técnica, se evalúa a uno mismo mediante un test o examen para determinar cuanto se sabe sobre un tema.

Calendario de estudios 

Determina las horas del día en las que hay tiempo para estudiar, determinando también el plazo de tiempo que se dedica a cada asignatura.

Organización del tiempo 

Muy unido con la técnica anterior, organizar el tiempo y especificar cada periodo puede ser muy bueno para repasar.

Grupos de estudios 

Los grupos de estudios pueden ayudar a que los integrantes se ayuden mutuamente y comprendan el tema de manera más sencilla.

Flash cards 

Estas fichas de estudio tienen palabras, números, símbolos o imágenes que ayudan a repasar y memorizar el contenido que se estudia.

Apuntes clásicos 

Hacer apuntes propios ayuda a entender mejor el tema e interpretarlo con las propias palabras, ayudando a conservar ese conocimiento.

Subrayar lo importante 

La idea de destacar lo importante con rotuladores o lápices de colores ayuda a quedarse con las ideas más importantes.

Mnemotecnia 

Con esta técnica se generan imágenes o palabras claves mentales que puedan asociarse con el concepto que se estudia.

Método de Cornell 

Este sistema se emplea en el momento de tomar notas, pudiendo organizar los apuntes de manera más eficiente.

Podcast 

Encontrar podcasts sobre el tema de estudio puede ayudar a aquellas personas que son más auditivas, aprendiendo de manera más sencilla.

Las mejores técnicas de estudio según Harvard  

Según un estudio de Harvard las mejores técnicas de estudio que se pueden seguir son las siguientes:

Sacar apuntes a mano 

A pesar de la ayuda de los ordenadores y tablets, hacer apuntes a mano ayuda a mejorar la retención de las ideas. Cuando se escribe en el teclado, se hace tan rápido que el cerebro no llega a procesar la información, mientras que al escribir a mano se piensa el contenido que se escribe.

No releer 

Volver a leer la misma información no ayuda a retenerla, sino que es una pérdida de tiempo, por lo que se recomienda leer solo una vez analizando el texto en profundidad y luego hacer un esfuerzo para recordar lo leído.

Tomar un descanso mientras estudies 

Si se pasan muchas horas estudiando sin descansar, el cerebro se puede fatigar y el estudio dejará de ser efectivo, ya que lo aprendido se olvidará rápidamente. Para ello hay que hacer descansos o recreos entre tema y tema.

Estudiar alternando asignaturas 

Una de las mejores técnicas de estudio consiste en ir mezclando temas y asignaturas diferentes, para no aburrir al cerebro. Es beneficioso cambiar de asignaturas y temas para alternar y dar más variedad al cerebro. Es importante llevar una buena organización en esto, logrando tener más atención y facilitando la retención de la información.

¿Cómo elegir la mejor técnica de estudio?

Como bien hemos mencionado en diferentes puntos del artículo, cada persona debe identificar la forma en la que aprende o mejor rendimiento saca en el estudio. A partir de aquí, deberá identificar la técnica de estudio que se relacione con esas capacidades.

Son tantas las técnicas de estudio que se puede ir probando según la evolución y rendimiento del estudiante a la hora de aplicar esa técnica.

No a todo el mundo le puede ir bien una técnica de estudio en concreto, y es que cada persona tiene habilidades diferentes y consigue concentrarse de manera distinta. Es esencial que cada alumno sepa identificar las cualidades que tiene o los métodos que más le ayudan para estudiar y con ello, elegir la técnica que le ayude a potenciar al máximo el tiempo de estudio.

Academia PALT